Todos los secretos de las patatas fritas

Go Belgium

Todos los secretos de las patatas fritas Belgas

En cualquier lugar del mundo, allá donde haya patatas, tendremos patatas fritas. Sin embargo estas cuentan en Bélgica de un lugar privilegiado en la gastronomía de calle de Bélgica.

La controvertida historia de las patatas fritas

El origen incierto de las patatas fritas alimenta todo tipo de teorías acerca de su origen y su nacionalidad. Expertos y aficionados han intentado descubrir el origen de este snack, habiendo teorías que la atribuirían la invención de la patata frita a los rusos.

Sin embargo, son las hipótesis del origen francés y Belga las cuales despiertan las mayores tensiones.

La tesis del origen galo de las papas fritas se remontaría al los puentes del París revolucionario de 1789; concretamente en el “puente nuevo”, por lo que tomarían el nombre de Frites pont-neuf. No obstante, hay documentos que demuestran la existencia de las frites desde la década de 1760.

Los Belgas, sin embargo sostendrán que el origen de la patata frita es bien distinto: Se remontaría a 1680 en la actual Valonia, concretamente en el valle del rio Meuse (o Mosa en Español). Esta teoría afirma que en los momentos en los que le pescado era escaso, los locales cortaban patatas en pequeños bastones y las freían como si trataran de esos animales.

Son realmente “French Fries”?

Ambas teorías, con sus seguidores y detractores han alimentado la gran controversia nacional sobre el origen del nombre inglés “French Fries”. Los franceses sostendrán que el nombre se origina en la nacionalidad de francesa de las patatas mientras que los belgas lo achacarán a un error de los soldados Estadounidenses durante la Primera Guerra mundial, que confundieron a los soldados valones por franceses. Ya que ambos hablan Francés

En Bélgica, muchos rechazarán que los visitantes llamen a las patatas fritas “French fries”.

Preparación y particularidades de las patatas fritas belgas

            Las patatas fritas belgas tienen dos particularidades:

  1. Doble fritura: En Bélgica, las patatas fritas se freirán dos veces a dos temperaturas distintas. Primeramente a unos 160 C durante entre 8 y 10 minutos. Posteriormente se dejarán reposar 15 minutos y a continuación se freirán a 180 C.
  2. Fritura en grasa: En lugar de la utilización de aceites vegetales, en Bélgica generalmente se usarán grasas de origen animal, normalmente grasa de buey (conocida comercialmente como Blanc de Boeuf), aunque también es posible encontrar lugares en los que se usará grasa de caballo.

Es así, mediante la doble fritura en grasa animal que las patatas fritas belgas alcanzan esa textura crujiente, el color dorado y el sabor que las hacen famosas alrededor del mundo.

Donde comer las patatas: La Friterie o Fritkot

Los Fritkot forman parte de la cultura y del paisaje urbano. Se trata normalmente de casetas de pequeño tamaño especializadas en patatas fritas y otros productos fritos, a semejanza de las churrerías que podemos encontrar en España. En Bélgica, contamos hoy en día con más de 5000. Siendo algunos de ellos internacionalmente conocidos; Descubre algunos de las mejores friterías de Bruselas en este post.

Fritkot o friterie

Los Fritkot o Fiteries son pequeños puestos en los que uno puede comprar patatas fritas. Son típicos en Bélgica pero también en el norte de Francia y Países Bajos / © Flickr : Vincent Desjardins

Formas de Comer las papas fritas

            Mientras que en la mayoría de países las patatas fritas representan un acompañamiento, en Bélgica, estas son un plato en ellas mismas. La forma de tomarlas puede variar en soporte y salsas.

  1. Cono o caja de cartón o plástico
  2. Mitraillette: Sandwich compuesto de carne, patatas fritas, salsa y de forma opcional, lechuga y otros vegetales.

Salsas para comer las patatas fritas belgas:

            La salsa original con la que las patatas son consumidas es la mayonesa.,no obstante hoy en día contamos con casi un centenar de salsas distintas con las que acompañar este snack

Algunas de las más célebres son:

            Andalouse: La salsa andaluza esta compuesta de mayonesa, salsa de tomate y pimientos. Se trata de una salsa ligeramente picante.

            Tartara: Mayonesa especiada.

            Samuraï : Salsa picante hecha a base de mayonesa, kétchup y harissa.

            Algerienne: Similar a la salsa Samuraï pero con cebolla.

            Dallas: Salsa a base de cebolla frita caramelizada, ligeramente picante.

Patatas fritas belgas

Las típicas patatas fritas belgas / © Flickr : Aris Gionis

Comparte esta entrada

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Si continua usando/navegando por este sitio, significa que usted acepta la política de Cookies de gobelgiumtours.com más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close